Crisis
El presidente de Kazajistán da luz verde a la represión con la ayuda de Rusia
Tokayev dio la orden de disparar a matar sin advertencia a manifestantes. Contará con la asistencia militar de Moscú.

 Las protestas contra el aumento del gas en Kazajistán deberán enfrentarse ahora con la represión de las fuerzas de seguridad locales, asistidas militarmente por Rusia. El presidente kazajo, Kasim Jomart Tokayev, aseguró este viernes que dio la orden de disparar "a matar sin advertencia" a los manifestantes para restaurar el orden en las calles del país.

Tokayev se refirió a las personas que participan de las protestas como terroristas y, a diferencia del tono conciliador que había adoptado al comienzo de las movilizaciones en la antigua capital, Almaty, descartó cualquier tipo de diálogo. "¿Acaso es posible negociar con criminales y asesinos?", se preguntó el mandatario. Lo cierto es que el presidente parece más seguro con presencia en su territorio de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), el brazo militar de Rusia en la región.

El precio del gas fuerza la caída del gobierno en Kazajistán y genera alarma en Rusia

Moscú confirmó que unos 75 aviones estarán a cargo del traslado del "contingente de paz", un eufemismo para aludir a las tropas rusas que custodiarán puntos estratégicos en Kazajistán y que traducirán las órdenes represivas de Tokayev. Los muertos ya suman 26 -incluidos agentes de seguridad- y los detenidos superan los 3.800 desde que se desataran las protestas el pasado domingo 2 de enero. El gobierno intenta frenar por estas horas la toma de comisarías y edificios administrativos, como ocurrió en los últimos días. El miércoles, los manifestantes irrumpieron en el aeropuerto de Almaty.

"Las protestas se potenciaron muy rápido. Me cuesta creer que sea algo espontáneo. Tokayev habló de terrorismo porque así permite que interceda la OTSC. Hace poco firmó un acuerdo de seguridad con Rusia referido al terrorismo. Es básicamente una estrategia discursiva", señala a LPO el analista Ignacio Hutin, especializado en Europa oriental, que además destaca las implicancias de la participación rusa.

Apoyar a Tokayev implica para Kazajistán reconocer a Crimea como territorio ruso, que no se cambie el alfabeto cirílico y cuestiones vinculadas a la venta de gas hacia China

La incursión de la OTSC "es la primera ‘misión de paz' en la historia" de esta organización y "fue una decisión de Moscú". "Esto no es gratis. Apoyar a Tokayev implica para Kazajistán reconocer a Crimea como territorio ruso, que no se cambie el alfabeto cirílico y cuestiones vinculadas a la venta de gas hacia China". Al mismo tiempo, la intervención de Rusia más allá de sus fronteras sienta un precedente que preocupa a Europa.

Manifestantes protestan en la antigua capital del país, Almaty.

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, acusó a Occidente de instigar las protestas en Kazajistán. El mismo libreto que usó durante las protestas contra su régimen en agosto de 2020. Pero el mandatario bielorruso elogió la misión de la OTSC, a la que podría acudir en caso de nuevas manifestaciones en su país. Con solo calificar el potencial accionar de los opositores como terrorismo, las tropas rusas ya estarían allí. Sería el músculo del Kremlin actuando sin ningún disimulo.

Por otro lado, las protestas desencadenaron cambios profundos esta semana. Uno de ellos fue que el expresidente Nursultán Nazarbáyev, el verdadero hombre fuerte del país, perdió la titularidad "vitalicia" del Consejo de Seguridad Nacional, que pasó a manos de Tokayev. Nazarbáyev gobernó desde la disolución de la Unión Soviética en 1991 hasta 2019. El actual mandatario también reemplazó al jefe de la inteligencia nacional, Karim Masimov, cercano al expresidente, y colocó en el puesto a alguien de su confianza.

Las protestas desencadenaron cambios profundos esta semana. El actual mandatario reemplazó al jefe de la inteligencia nacional, Karim Masimov, cercano al expresidente Nazarbáyev, y colocó en el puesto a alguien de su confianza

"El problema es que toda la casta política familiar de Nazarbáyev sigue siendo muy poderosa. 162 personas manejan el 55 por ciento de la riqueza del país, todas ligadas al expresidente. La hija tiene propiedades por todos lados. Al final termina siendo un tema de quién controla el dinero y quién tiene el poder. Tokayev ya no es un delfín. Aun así, pasa a ser el delfín de Rusia", explica Hutin.

Si bien para el analista el presidente kazajo "está cediendo soberanía ya que una fuerza extranjera está ocupando su país", las protestas pusieron en evidencia las disputas internas. "Todos los países más o menos fuertes quieren mantener el statu quo. Kazajistán es bastante estable, a diferencia de Kirguistán, con petróleo, gas, uranio y con minería de criptomonedas, y hay muchas empresas occidentales como Chevron y Exxon". En las próximas semanas se podrá ver con mayor claridad qué tipo de nueva estabilidad se está erigiendo en Kazajistán.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.