Comercio
Una negociadora clave del T-MEC ahora cabildea contra el plan de estimulo de Biden
Se trata de la ex senadora Heidi Heitkamp. Oposición a los impuestos a grandes fortunas.

 Joe Biden vive su peor momento desde el regreso de los demócratas a la Casa Blanca. El rebrote de la pandemia conjugado con el desastre militar de la salida de Afganistán acorralan a una administración que necesita que el Congreso le apruebe un plan de estimulo a la economía que asciende a los 3.5 billones de dólares.

Este presupuesto requiere de una fuerte presión fiscal sobre las grandes fortunas y hay fuerte resistencia en el Senado tanto entre republicanos como entre demócratas. En este escenario la ex senadora de Dakota del Norte Heidi Heitkamp se ha convertido en la principal cabildera contra los planes de la Casa Blanca. Es quien agita las dudas que ahora manifiestan sobre el plan senadores demócratas como Joe Manchin o Krysten Sinema, quienes alegan que el paquete de estimulo debe ser menor.

Heitkamp es una de las arquitectas ineludibles de la aprobación del T-MEC. El acuerdo se firmó entre México, EU y Canadá en la cumbre del G-20 de Buenos Aires, a finales de 2018, cuando finalizaba el sexenio de Enrique Peña Nieto y llegaba Andrés Manuel López Obrador.

Donald Trump tenía complicaciones para aprobar el acuerdo en el Senado. Su administración quería un fuerte apoyo demócrata para demostrar una política de unidad en un entorno de polarización. El senador Bernie Sanders había reunido un grupo de legisladores demócratas que complicaban esa meta bipartidista.

En marzo del 2019 Heitkamp comenzó a operar con una "task-force" de cabilderos para ratificar el acuerdo. A su "Situation Room" se sumaron figuras como Dave Urban, lobbista experto en tratar con legisladores de estados fronterizos y Larisa Martin, que provenía de la agencia de relaciones publicas Guide Post. A mediados de enero del 2020 el Senado aprobaba el nuevo T-MEC. Todo el proceso fue monitoreado de cerca por el staff de Marcelo Ebrard. 

El argumento central del equipo de Heitkamp se baso en las inspecciones laborales a México previstas en el nuevo tratado. Este fue un giro indispensable para conseguir el voto de senadores demócratas ligados a diversos sindicatos de EU. Esto explica también la presión actual de la Casa Blanca de Biden sobre las normas laborales en México y la libertad sindical. Kamala Harris fue de los senadores que suscribieron el acuerdo.







Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.