Proyecciones
Ante calificadora, De la O dijo que fortalecerá a Pemex y se alineó con Romero
No explicó a fondo su estrategia para la petrolera que tiene deuda récord. Sorpresa por el crecimiento.

 Rogelio Ramírez de la O se mostró hoy jueves en su primer evento con la calificadora Moody's, donde dijo que el país aprovechará las oportunidades que se están abriendo. 

El secretario de Hacienda evitó definiciones contundentes sobre el futuro de Pemex, la petrolera más endeudada del mundo y que compromete las finanzas públicas. Habló de reordenamiento de sus cuentas y de generar mayores recursos pero no explicó el cómo respecto a un tema que es muy sensible en el ámbito de las calificadoras, por los constantes conflictos de Octavio Romero con estas agencias.

El discurso de Ramírez sobre Pemex confirma que en el tablero interno del Gobierno el secretario ha decidido cerrar filas con Romero en lugar de Roció Nahle. Una jugada de final todavía incierto.

El mercado está a la expectativa del actuar del tercer secretario de Hacienda que tiene el gobierno de la 4T, que tiene como reto garantizar un crecimiento sostenido tras la recuperación que el país vive de frente a la pandemia por Covid-19. En uno de sus primeras apariciones públicas ante inversionistas, el secretario habló sobre las oportunidades claves que tiene México en su relación con Estados Unidos, los cambios estructurales que encontró al llegar a Hacienda, las metas al cierre del sexenio y su visión sobre Pemex.

Moody's: "Que México pierda su nota crediticia es extremadamente poco probable"

Uno de los primeros puntos que destacó fue que se dijo sorprendido de encontrar que los escenarios de crecimiento para 2021 están por arriba del 6%. "Yo hubiera esperado menos", dijo el funcionario conocido en el mercado por sus usuales perspectivas pesimistas. "Veo que es un impulso que tiene lo que los economistas llamamos momentum", señaló al participar en el evento Inside Latam: Mexico, Recuperación Económica, organizado por Moody's.

El secretario señaló que este escenario está fuertemente relacionado con Estados Unidos, y en ese sentido, destacó la reunión de alto nivel entre ambos países que se desarrollará la próxima semana, en el cual se propondrá una agenda de relocalización de inversiones, "viendo a México como un proveedor confiable para Estados Unidos con oportunidades de entrar en una cadena de valor en nuevos sectores". 

Ramírez de la O dijo que Pemex seguirá siendo una prioridad, pero aclaro que no busca respaldar la deuda de Pemex, sino un reordenamiento sobre sus operaciones y recursos adicionales de proyectos de la propia empresa paraestatal.

"Ya hay un cambio estructural"

Sobre lo que resta para este sexenio en mataría económica, Ramírez de la O parte de una visión de que la incertidumbre sobre la pandemia ya se disipó, pues ya se tiene más conocimiento sobre la misma y aseguró que ya se ve una tendencia a la baja en la mortalidad, principalmente por el plan de vacunación. En ese sentido, destacó que será posible pensar en recuperar los fondos de emergencia, usados ante la crisis.

En adelante, la meta es el "aterrizaje fiscal" en 2024 -equilibrio fiscal, estabilidad de la deuda, crecimiento del PIB, mejor ejecución de los programas-, trabajando en un plan multianual con un énfasis en proyectos más micro, que puedan ser terminados en esta administración, como son los proyectos de los paquetes de inversión con el sector privado.

Ramírez de la O defendió que ya existe "un cambio estructural" y reprochó que este giro no ha sido percibido. "Veamos los mensajes y las acciones. México sí está pasando por un cambio estructural".

Más allá de la estrategia para enfrentar la crisis (sin recurrir a deuda o alza de impuestos), el foco del secretario fue la separación de los intereses del Estado con los grandes consorcios privados. "Esa separación vale mucho dinero en el largo plazo", aseguró, refiriendo a los ahorros que implica para la hacienda pública.

Aunque persiste la incertidumbre en Banxico, prevén rebote económico de 6.2%

Para ejemplificarlo, habló sobre el sector energético: "Si la reforma energética hubiera incluido en su modelo los balances de Pemex y de CFE quizá hubiera encontrado una reforma muy positiva para los flujos de inversión privada, pero que iba a golpear los balances de entidades públicas".

En ese sentido, enfatizó: "Eso vale mucho, nos va a dar mayor confianza y eso es uno de los ingredientes que tiene ese gobierno y que está trabajando en los últimos años".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.