Aerolíneas
El conflicto laboral de Volaris complica su colocación de deuda en la Bolsa Mexicana
En octubre colocará bonos sustentables por $1,500 millones, mientras que sobrecargos acusan irregularidades laborales.

En medio de un conflicto laboral, se estima que Volaris vuelva a aterrizar en el mercado de deuda de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) con una colocación por 1,500 millones de pesos como parte de un programa de financiamiento a cinco años.

Se estima que sea en octubre cuando la aerolínea de bajo costo realice dicha emisión, la segunda dentro del programa de deuda aprobado por tres mil millones de pesos y lo hará a través de bonos sustentables, es decir que adquiere el compromiso de reducir sus emisiones de carbono para los tres años próximos.

Delta intervendrá Aeroméxico y busca estrategia para recuperar mercado

Pero rumbo a esta colocación aparecen conflictos laborales al interior de la empresa. El centro de las demandas se ubica actualmente por parte de la plantilla de sobrecargos, donde acusan una serie de irregularidades y explotación laboral, por lo que exigen el diálogo con el sindicato, sin embargo, a poco menos de un mes, las trabajadoras solo han encontrado silencio.

Fue el pasado 6 de agosto cuando un grupo de sobrecargos se dirigieron a través de una carta al Sindicato de Trabajadores de la Industria Aeronáutica, para pedirles su intervención ante la empresa y lograr "modificar y llegar a acuerdos más justos con base en la ley, para mejorar las condiciones laborales e incrementar la seguridad del vuelo".

De esta manera, piden poner a revisión las jornadas, viáticos, contratos, equipo de trabajo, cursos, abusos de autoridad, rol de mamá, sanitización adecuada, manuales completos, entre otros. Las trabajadoras aseguraron que no se negarían al cumplimiento de sus labores.

Pero ya en el último día del mes, el sindicato no ha ofrecido ninguna respuesta y por el contrario, hay una denuncia de que han sido llamadas para advertirlas que serán removidas de su puesto de trabajo. "Ahorita las mantienen sin dejarlas volar, pero tampoco las están finiquitando. Por ahora han decido esperar unas semanas más para ver qué acciones toma la empresa, sin embargo, saben que tienen el apoyo del resto de la plantilla laboral", explicó en diálogo con LPO Ximena Garmendia, especialista en el sector.

La especialista explicó que, si bien la voz la han levantado un grupo de cuatro sobrecargos, existe el respaldo del resto de la plantilla, además de asegurar que estas situaciones se replican en otras áreas laborales de la aerolínea, a excepción de los pilotos.

La 4T estima que en el primer semestre de 2022 recuperará la nota de seguridad aérea

Lo alarmante del asunto, denunció la especialista, es que el sindicato pertenece a la empresa y no tiene, en la práctica, representación para las trabajadoras. En ese sentido, no ven un interés por parte de la empresa de modificar sus condiciones laborales.

De acuerdo con Garmendia, la empresa ha seguido una estrategia de contratar gente muy joven, sin la experiencia y certificación requerida. Por su parte, la firma se ha mostrado en medios de comunicación afirmando que sus jornadas están dentro de la legislación laboral y las establecidas por las regulaciones de la industria. En cuanto al sindicato, no hubo respuesta a una solicitud por parte de esta redacción. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.