La definición del gabinete enciende la primera interna en el gobierno de Perú
Pedro Castillo priorizó los dirigentes de Perú Libre. Solo 4 de 16 funcionarios no responden a su partido.

 El presidente de Perú, Pedro Castillo, demora la definición de su gabinete por las crecientes internas entre su ala dura del partido Perú Libre y el resto de los integrantes de la coalición.

La principal diferencia gira en torno al perfil que debe tener el gobierno. Perú Libre, a través de su presidente Vladimir Cerrón, quiere sus dirigentes ocupen cargos claves que le permiten consolidar la relación con el sector rural a través del diseño de políticas sociales.

Esta línea choca con el sector moderado que integran, entre otros, los integrantes de Nuevo Perú que tiene a Veronika Mendoza como referente. Las tensiones no son menores, mientras Perú Libre busca representar al Perú profundo y rural con deseo de cambio, Nuevo Perú tiene una raíz más vinculada con el academicismo y el progresismo y levanta banderas que sus socios no compartes como el aborto, el matrimonio igualitaria u otras iniciativas consideradas como "ideología de género".

Asumió Pedro Castillo en Perú y juró por "una nueva Constitución"

Vladimir Cerrón se hizo eco de la presión que hay sobre Castillo para la definición y publicó en su Twitter: "Existe mucha especulación acerca del futuro gabinete, pero también conspiración caviar, ante lo cual el Presidente, el Partido y la Bancada, darán una sólida respuesta. ¡Vamos seguros al cambio que necesita la patria!".

La principal diferencia gira en torno al perfil que debe tener el gobierno. Perú Libre, a través de su presidente Vladimir Cerrón, quiere sus dirigentes ocupen cargos claves que le permiten consolidar la relación con el sector rural a través del diseño de políticas sociales.

Según pudo saber LPO, la "operación caviar" a la que se refiere el padrino político de Castillo hace referencia a la intención de Nuevo Perú de ocupar más lugares de gestión para moderar al gobierno. "Los caviares serán solo dos ministros", contó una fuente al tanto de las negociaciones consultada por este medio. Esos dos ministros serán Pedro Francke, que aún no fue confirmado, en Economía y Finanzas, y Anahí Durand (Mujeres).

En medio de esa especulación, el jefe de estado confirmó como presidente del Consejo de Ministros (una suerte de Jefe de Gabinete) a Guido Bellido, un congresista de 41 años que integra Perú Libre desde octubre del 2017.

Guido Bellido.

Las intervenciones públicas de Bellido en los últimos años lo muestran cercano a posturas radicalizadas de izquierda pero con pensamientos conservadores contra el aborto y el matrimonio igualitario. A su vez, defiende el indulto de Antauro Humala y fue denunciado por apología al terrorismo por parte del Ministerio Público.

Hace un mes, Bellido se manifestó en contra de mantener al ortodoxo Julio Velarde en el Banco Central y pidió poner a "un patriota" que representa el cambio votado por los peruanos.

Según pudo saber LPO, la "operación caviar" a la que se refiere el padrino político de Castillo hace referencia a la intención de Nuevo Perú de ocupar más lugares de gestión para moderar al gobierno

Finalmente, de los 16 ministros confirmados solo cuatro no responden a Perú Libre. La ya mencionada Anahí Durand de Nuevo Perú en Mujeres, Roberto Sánchez de Juntos por Perú en Comercio Exterior y Turismo, Yvan Quispe del Frente Amplio en Prodicción y Ciro Galvez de Renacimiento Unido Nacional en Culturas.

Además de tener hegemonía en el nuevo gabinete, Perú Libre se reservó áreas relevantes como Relaciones Exteriores que tiene al ex guerrillero de izquierda, Héctor Béjar, que anticipa una buena relación de Perú con Venezuela y Cuba.

El único consenso al que llegaron las dos patas que conformarán el gobierno de Castillo es la reforma de la Constitución y el rumbo económico. Como dijo el propio presidente peruano en la ceremonia de asunción, no habrá expropiaciones de ni controles de cambio y se respetará la propiedad privada.

El gran interrogante es que capacidad de influencia tendrá el ala radicalizada en las desiciones de gobierno. Cerrón controla el partido y gran parte de la bancada y presionará para que sus hombres y mujeres tengan los lugares más importantes.

El equilibrio de Castillo deberá ser muy fino, ya que, a Cerrón le debe la presidencia pero la implementación de políticas muy radicalizadas podrían complicar la gobernabilidad.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.