En Perú, Alberto Fernández reúne consensos para el impulso de la Celac
Fue a la asunción de Pedro Castillo pero se reunió con Guillermo Lasso e Ivan Duque. También con Marcelo Ebrard.

El presidente Alberto Fernández llegó a Perú para participar de la ceremonia de asunción de Pedro Castillo, quien fue proclamado oficialmente por las autoridades tras un mes y medio de tensión por las impugnaciones presentadas por Keiko Fujimori.

Alberto aprovechará su presencia en el acto para llevar a cabo una ronda de reuniones que apuntan a profundizar su giro pragmático y aflojar tensiones con gobiernos con los que existen fuertes tensiones como Uruguay, Ecuador y Colombia y, por el otro, afianzar el vínculo con Castillo a quien felicitó cuando los resultados no eran oficiales.

Fuentes diplomáticas consultadas por LPO, destacaron que la importancia de darle una perfil menos ideológico a las relaciones internacionales y defendieron las bilaterales las administraciones de otros signos ideológicos. "En definitiva eso es el peronismo", sostuvo un funcionario que forma parte de la comitiva.

AMLO confirma ofensiva contra Almagro: "Propongo crear organismo que no sea lacayo de nadie"

De los encuentros con los "hostiles" se destaca la reunión con el canciller de Uruguay, Francisco Bustillo, en lo que será la primera charla luego de la decisión de Uruguay de abrirse el Mercosur e iniciar negociaciones con terceros países.

Según pudo saber LPO, en el Gobierno sostienen que la soledad uruguaya a la hora de tensionar el bloque terminará en saco roto y el cortocircuito se saldará con el plus que implica la relación personal entre Alberto y Bustillo.

En el caso de Ecuador y Colombia, tanto Guillermo Lasso como Ivan Duque son líderes más identificados con Estados Unidos y mucho más cercanos a Mauricio Macri que a Alberto Fernández. Sin embargo, los cancilleres de los respectivos países manifestaron el apoyo el fin de semana en México para que Argentina presida la Celac a partir de septiembre.

Según pudo saber LPO, la soledad uruguaya a la hora de tensionar el bloque terminará en saco roto y el cortocircuito se saldará con el plus que implica la relación personal entre Alberto y Bustillo.

El Frente de Todos tiene una pesima relación con estos dos presidentes, en el caso de Ecuador, Alberto y Cristina apoyaron la candidatura del correísta, Andrés Arauz y en relación a Colombia, una comitiva de diputados kirchneristas denunciaron la violación a los derechos humanos en las últimas protestas y se reunieron con Gustavo Petro, senador de izquierda que lidera las encuestas.

Por último, en el encuentro con Castillo, Alberto busca capitalizar el apoyo temprano a su victoria y oficiar de una suerte de liderazgo progresista de un nuevo supuesto nuevo eje con el que la Casa Rosada se entusiasma. Sin embargo, algunos postulados conservadores del nuevo líder peruano abren el interrogante sobre lo que será su gestión.

Fuentes diplomáticas reconocieron a LPO que este juego de reunirse con propios y extraños es parte del perfil que Alberto quiere empezar a llevar a adelante cuando le toque asumir en la Celac. "Es la única forma de que sea mediador y pueda procesar todos los conflictos", aseguraron.

El telon de fondo de la ronda de reuniones de Alberto es el relanzamiento de la Celac como espacio para procesar los conflictos y el deseo del Alberto de ser el articulador de ese esquema. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.