Política
Cumbre en Palacio: Temen violencia de Félix, y debaten si hay que dejar a Guerrero y Michoacán sin candidatos
AMLO no quiere poner candidato en Guerrero. Contacto con los generales. Heridos en el entorno presidencial.

La confirmación de la caída de la candidatura de Félix Salgado en Guerrero motiva conversaciones urgentes en la cúpula del Gobierno. El fin de semana Andrés Manuel López Obrador dijo en privado que si se caía la candidatura Morena no iba a poner otro candidato y que el esfuerzo estaría en una permanente denuncia contra el INE y la Justicia electoral por "obstaculizar la democracia".

Semanas atrás López Obrador le había recomendado a Salgado Macedonio poner un suplente pero este se negó y por eso de momento no hay un Plan B. En Guerrero circuló la idea de que "El Toro" pondría a una de sus hijas como una suerte de "Juanita", para poder renunciar más adelante y dejar a su padre en la gubernatura.

Hay divergencias frente a esa realidad que se pinta como absoluta. Parte del entorno presidencial cree que con Salgado fuera de la elección, se despuntará la violencia en Guerrero y que eso solo se podría atenuar con un candidato de la 4T. El temor generalizado es el de un escenario atroz para las elecciones y que ya motiva contactos del gobernador Héctor Astudillo con mandos de la Sedena.

Mañana miércoles es el debate de candidatos en Chilpancingo y Salgado ya está acarreando personas de todo el estado para armar una protesta que pudiera salirse de control.

El Gobierno recibe un impacto en su línea de flotación. La definición del Tribunal Electoral golpea de lleno a los interlocutores con la Justicia como Mario Delgado -uno de los grandes perdedores en este proceso- o Julio Scherer y siembra dudas sobre los litigios post electorales que puedan suceder, sobre todo en entidades donde no habrá grandes diferencias entre el primero y el segundo.

También hay áreas de oportunidad para otros actores. Desde hace una semana Gabriel García venía advirtiendo que había riesgo en ambas candidaturas. Por eso se empezó a acercar a Cristóbal Arias en Michoacán, candidato de Fuerza por México. "Preferible que quede Cristóbal antes que sea otro triunfo para el frente PRI-PAN-PRD", sentenciaba el pasado viernes el jefe de los programas sociales.

El ala más pragmática de Palacio Nacional observa la situación como una oportunidad perdida: son quienes creen que Salgado hubiera sido un pésimo gobernador y que la justicia daba la oportunidad al presidente de mejorar la oferta electoral en Guerrero. La negativa presidencial que de momento domina, está más afincada en la pasión que en la racionalidad, en la batalla de AMLO contra el INE que en la elección a gobernador.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.