Polémica
Tensión: La interna de los sindicatos aeronáuticos agravan el alerta por la seguridad en los aterrizajes
Denuncias cruzadas de revanchismo. El titular de los controladores acusa de corrupción al director del SENEAM y advierte por desastre aéreo inminente.

 A mediados de semana, una denuncia explosiva sacudió las portadas de diarios y portales: el Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo (SINACTA) aseguró que dos aviones estuvieron a punto de estrellarse en los cielos de la zona del Valle de México, aunque finalmente gracias a la maniobra de una de las aeronaves el incidente no terminó en una tragedia.

La acusación venía acompañado de más advertencias por parte del titular del sindicato, José Alfredo Covarrubias, quien dijo que el episodio era resultado del mal rediseño del espacio aéreo debido a la construcción del aeropuerto Félipe Ángeles, uno de los proyectos emblemas de la 4T, y la irresponsabilidad de Víctor Manuel Hernández, titular del SENEAM (el poderosos organismo encargado de todo lo relacionado al espacio aéreo en México), y su principal asesor Raúl Campillo. El sindicalista acusaba a los funcionarios de poner en jaque la seguridad de los pasajeros no solo por querer complacer al presidente sino por continuar la persecución al gremio de controladores, en pugna con las autoridades áreas por los recortes de sueldo y plantilla que trajo la austeridad lopezobradorista.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes no se tomó a la ligera estas acusaciones. A las pocas horas, negaron categóricamente el incidente que denunciaba el sindicatos de controladores, aseguraron que el rediseño del espacio aéreo no estaba causando ningún problema, y culparon a Covarrubias de magnificar maniobras áreas normales como venganza por haber sido separado del organismo por presuntas faltas en su formación.

Se trata del más reciente capítulo de la saga sobre el aeropuerto de Santa Lucía, cuya viabilidad se viene discutiendo desde hace meses. Varios expertos y miembros de la oposición han dicho que la decisión de tener dos aeropuertos tan cerca uno del otro -el AICM y el futuro Felipe Ángeles- no solo será un riesgo ya que compartirán espacio aéreo sino que al hacerlo las ventajas de tener nuevas pistas como la posibilidad de tener un mayor número de vuelos se neutralizarán al no poder usarse al máximo.

"El nuevo diseño aéreo se hizo mal por la presión de AMLO y es un riesgo: ya casi chocan dos aviones"

LPO se contactó con Covarrubias, quien en efecto confirmó que existe una disputa entre el sindicato de controladores y el SENEAM, pero asegura que las denuncias son un producto de la preocupación por la seguridad de los pasajeros.

"Son cosas que van por carriles separados. La pelea con Campillo, quien fundó el sindicato y luego se tuvo que ir porque nos opusimos a que sea el presidente de por vida, es porque desde que ha llegado al gobierno lo único que ha hecho es intentar destruir a los controladores. Se comporta como un capataz y quiere reemplazarlos a todos, y hasta me despidieron a mí, algo que va en contra de las leyes laborales mexicanas y del T-MEC, porque no se puede echar a alguien que ocupa un cargo sindical", expresa Covarrubias.

"Así que no es venganza ni estamos magnificando la situación. Los incidentes sucedieron, los reportes están, solo que el SENEAM los oculta y no aceptan responsabilidad alguna porque no quieren llevarles malas noticias al presidente. Pero aquí hay un tema más importante que es la seguridad de los pasajeros, y además nos preocupa que ocurra un desastre y que le tiren la responsabilidad a los controladores", agrega.

La acusación de no quererle llevar malas noticias al presidente se entiende. Hernández y Campillo no solo manejan el Seneam sino que tienen el oído de López Obrador sobre cualquier asunto aeronáutico, siendo los que le dieron la certeza de que la simultaneidad de ambos aeropuertos -al que hay que sumarle el de Toluca, en el Estado de México- no representaría un riesgo de seguridad, pese a la opinión de la mayoría de los expertos. 

AMLO junto a la cúpula militar tras el estreno de la pista de Santa Lucía en febrero de este año.

Dicho de otra manera, Hernández y Campillo son los encargados de llevar tranquilidad a AMLO de que sus planes son los correctos, por más que la realidad indique otra cosa.

Para Covarrubias, el asunto es más complejo aún. "Es cierto que Hernández hace lo que cree que AMLO quiere, pero a la vez mantenerse en esa posición es algo que pareciera beneficiarlo por otras razones. Pagó 80 millones de pesos por el análisis de rediseño del espacio aéreo, una cifra altísima, pero no pudimos conseguir detalles sobre la operación. Hay peticiones de información sobre sistemas de aterrizaje costosísimos que se compraron para Texcoco, porque se podrían instalar en otros aeropuertos. Solo que no aparecen y nadie sabe qué pasó con ellos".

¿Cómo terminará todo esto? Por parte del gobierno, AMLO ya ha dicho que el aeropuerto tiene que inaugurarse en marzo del 2022 y que no aceptará retrasos. Esto quedó en claro cuando no paró su construcción incluso en los peores momentos de la pandemia y pese a los numerosos casos de Covid que se registraron entre sus casi 20 mil trabajadores, entre obreros y personal militar.

Pese a las polémicas,  AMLO ya ha dicho que el aeropuerto tiene que inaugurarse en marzo del 2022 y que no aceptará retrasos

Como si fuera poco, la SENEAM aseguró esta semana que la capacitación brindada al personal de control de tránsito aéreo fue "suficiente" para que estos estuvieran familiarizados con el rediseño del espacio aéreos y los nuevos procedimientos de aeronavegabilidad.

Covarrubias dice en tanto que no bajarán los brazos, y que seguirán pidiendo la intervención no solo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Agencia Federal de Aviación Civil, sino también de miembros del Congreso.

"Estamos llamando a todos estos actores para que tomen cartas en el asunto porque queremos evitar un desastre. Hay una serie de irregularidades que venimos denunciando y estamos preocupados de que esto termine de la peor manera", afirmó.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.