EU 2020
Facebook y Twitter censuran explosiva historia del hijo de Biden
Los gigantes de las redes limitaron la difusión de supuestos correos electrónicos enviados por Hunter Biden donde detalla su relación con empresa ucraniana.

 La trama empieza con una laptop abandonada en una tienda de reparación en Delaware. De acuerdo con el New York Post, el encargado aseguró que el equipo fue llevado para reparación, pero el dueño nunca reapareció. No podría asegurar que la MacBook Pro pertenecía a Hunter Biden -hijo incómodo del nominado demócrata a la presidencia-pero recuerda que tenía una estampa de la Beau Biden Foundation, creada en memoria de Beau, el hijo perfecto y Fiscal General de Delaware que murió de cáncer en 2015.

Meses después, el campeón de la alt-right Steve Bannon informó al NY Post que la computadora contenía correos electrónicos donde Hunter ofrecía acceso a su papá, el entonces vicepresidente, a un alto ejecutivo del gigante energético ucraniano Burisma, a cuya mesa directiva Hunter pertenecía. Fue un abogado de Rudy Giuliani, exalcalde de NY, abogado personal de Donald Trump, y personaje mediático consentido de la derecha, quien hizo llegar los correos al tabloide neoyorquino propiedad de Rupert Murdoch, dueño de Fox News.

Facebook y Twitter censuran a Trump por minimizar la gravedad del Covid

Joe Biden y su hijo Hunter en la revista Popular Mechanics.

Murdoch, el magnate australiano que controla medios de la derecha como el Wall Street Journal, y tabloides como The Sun en Inglaterra. Pero el más infame de todos es el ya desaparecido News of the World. En 2011 salió a la luz que entre 2005 y 2007 los reporteros de este tabloide británico tenían hackeados los celulares de decenas de políticos, celebridades y miembros de la realeza. Luego se supo que también habían hackeado las comunicaciones de Milly Dowler, una menor de edad víctima de homicidio, y de víctimas del ataque terrorista del 7 de julio de 2005 en Londres. 

Los supuestos correos detallan la relación de Hunter con Burisma, empresa que le pagaba $50,000 dólares mensuales, hecho que Donald Trump ha resaltado en incontables ocasiones, apuntando a la falta de experiencia de Biden hijo en temas energéticos. Trump desde hace años ha dicho que la única razón por la que la empresa ucraniana contrató a Hunter fue para ejercer influencia sobre su padre, el entonces vicepresidente.

En uno de los correos un alto ejecutivo de la firma energética agradece a Hunter por facilitar una reunión en Washington con su padre. En otro le piden ayuda para resolver una investigación encabezada por el fiscal ucraniano contra la empresa. Poco después Joe Biden, todavía en su rol de vicepresidente, narró ante las cámaras durante una conferencia cómo fue que presionó a Ucrania para que despidieran a dicho fiscal, sobre quien pesaban fuertes acusaciones de corrupción en toda Europa.

"Los miré y les dije: Me voy en seis horas. Si el fiscal no es despedido, no van a recibir el dinero", narró Biden durante una reunión del Consejo de Relaciones Exteriores en 2018.

"Los miré y les dije: Me voy en seis horas. Si el fiscal no es despedido, no van a recibir el dinero", narró Biden durante una reunión del Consejo de Relaciones Exteriores en 2018.

"Bueno, hijo de perra. Lo despidieron".

El timing del correo y de la investigación sobre Burisma sin duda es sospechoso. Biden ha insistido que la relación de su hijo con la empresa no tuvo nada que ver con el despido del fiscal. La campaña del exvicepresidente también negó que hubiera tenido reunión alguna con ejecutivos de la empresa, como aparece en el supuesto correo electrónico de Hunter.

En otro supuesto correo se revela que la Casa Blanca de Obama envió a la firma de RP Blue Star Strategies las minutas de una conferencia telefónica entre miembros de la administración y del gobierno ucraniano. En dicha llamada afinaron detalles para una visita que Joe Biden realizó a dicha nación en 2015. Sería la misma visita en la que condicionó fondos de apoyo a cambio de que despidieran al fiscal supuestamente corrupto.

Otro correo fechado el 13 de mayo de 2017 muestra supuestos paquetes de remuneración de la compañía china CEFC para Hunter.

Facebook y Twitter reaccionan

Hasta el momento la historia del New York Post no ha tenido mayor repercusión fuera de la trumpósfera, pero lo más ha sorprendido es la respuesta de Twitter y Facebook. Luego de que en 2016 Facebook fuera acusado de impulsar miles de fake news operadas por los rusos a beneficio de Donald Trump, esta vez el gigante de las redes respondió de manera fulminante a la historia del tabloide, limitando de inmediato su difusión y limitando la visibilidad de la historia. La compañía informó que enviaría el artículo a verificar por especialistas independientes antes de permitir su propagación entre sus millones de usuarios.

Andy Stone, vocero de Facebook, informó que era un proceso estándar para ese tipo de historias en la red social. 

Los cinco estados que apuntan los demócratas para recuperar el Senado

Jack Dorsey (izq.) y su socio y cofundador de Twitter Biz Stone.

"Mientras que yo intencionalmente no voy a enlazar al New York Post, quiero ser claro en que esta historia es elegible para ser chequeada por los aliados checadores de hechos de Facebook. Mientras tanto, vamos a reducir su distribución en nuestra plataforma", dijo el vocero en un tuit.

Donald Trump y muchos de sus aliados de inmediato respondieron criticando las medidas. El presidente tuiteó que era terrible que Facebook y Twitter hayan bajando la historia de los correos del hijo de Biden. Luego, en otro mensaje, compartió por error una historia satírica --falsa-- del Babylon Bee, la respuesta de la derecha a The Onion.

Twitter apaga su red entera para alentar la difusión de noticias negativas de Biden. Wow, esto nunca se había hecho en la historia. Esto incluye su muy mala entrevista de anoche. ¿Por que Twitter está haciendo esto[?] Atrayendo más atención a Sleepy Joe y Big T.

En Twitter la reacción fue más radical. La red social en un inicio de plano bloqueó acceso a la dirección web de la historia, argumentando que violaba su política de diseminación de "materiales hackeados". Poco después, el CEO y fundador Jack Dorsey reculó. En un tuit explicó que bloquear la historia había sido un error, "y hemos actualizado nuestra política y aplicación para arreglarlo. Nuestro objetivo es agregar contexto, y ahora tenemos la capacidad de hacerlo", dijo. En un comunicado posterior Twitter dijo que su nueva política sí permitiría la difusión de artículos que reportaran sobre material hackeado, como en el caso de los supuestos correos electrónicos de Hunter Biden.

[L]as nuevas reglas proveen que la política de Twitter no aplique a artículos de medios de noticias que reporten sobre materiales hackeados sino sólo en aquellos casos en los que el material hackeado sea directamente compartido por hackers o aquellos actuando en su favor.

Quizá la reacción de Facebook, por mucho la red social más grande del mundo, logró contener el impacto negativo para Biden. Lo cierto es que, a diferencia de lo que ocurrió en 2016 con los correos filtrados de la campaña de Clinton, los medios tradicionales se han negado a difundir la historia. Habrá que ver si esta "sorpresa de octubre" lanzada por la campaña Trump logrará impactar las encuestas a unas cuantas semanas de la elección.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.