EU
Trump nomina a la jueza Amy Coney Barrett a la Suprema Corte
Barrett, conservadora católica de 47 años, cambiaría el balance ideológico del máximo tribunal. Demócratas preocupados por el tema del aborto y el Obamacare.

Ya es oficial: Donald Trump nominó a la juez Amy Coney Barrett a la Suprema Corte de EU. Desde el viernes CNN había adelantado que Barrett, católica conservadora de 47 años, sería la elegida del presidente. De ser confirmada, la corte queda con un balance de seis ministros conservadores (Thomas, Kavanaugh, Gorsuch, Alito, Roberts, y Barrett) contra tres liberales (Beyer, Kagan, y Sotomayor), lo que sin duda marcaría el futuro de EU durante lo que podrían ser varias décadas.

Trump aseguró que Barrett, quien se formó bajo la tutela del ministro Antonin Scalia, héroe entre los conservadores, defendería "la supervivencia de nuestra Segunda Enmienda [que garantiza el acceso a las armas], nuestra libertad religiosa, nuestra seguridad púbica y mucho más". Prometió que nadie mejor que Barrett para preservar "nuestra preciosa herencia como una nación de leyes", uno de los mensajes que ha escogido rumbo a la elección del próximo mes.

Trump abucheado en homenaje a la ministra Bader Ginsburg

Muchos demócratas están alarmados por las declaraciones de Trump esta semana. El presidente se negó a garantizar una "transferencia pacífica" del poder, asegurando que podría haber fraude electoral de los demócratas a través de los votos por correo.

"Creo que esto va a terminar en la Suprema Corte", dijo Trump hablando de la elección con la prensa. "Y creo que es muy importante que tengamos nueve ministros". Es decir, ante sus prospectos de triunfo, el presidente espera que le elección se decida en la Suprema Corte con ministros que él considera fallarían a su favor.

Además de la elección, los demócratas están preocupados de las decisiones a las que Barrett podría contribuir en temas como derecho al aborto, acceso a la salud y derecho al voto. Barrett, al igual que Scalia, es una "textualista" que interpreta la ley como está escrita, sin consideraciones contextuales.

La muerte de una jueza de la Suprema Corte cambia el escenario en la campaña de Estados Unidos

El senador y excandidato presidencial republicano Mitt Romney ya confirmó que sí participará en las audiencias de la ministra. Se necesitaba que por lo menos cuatro senadores republicanos rechazaran la nominación para detener el proceso. Es decir, la ruta para la confirmación de la jueza parece abierta. Habrá que ver qué estrategia aplican los demócratas para detener el nombramiento.

Muchos progresistas ya demandan que, si Joe Biden gana la elección, incremente el número de ministros en la Corte para nivelar la situación. Y es que el sentimiento entre los demócratas es que Mitch McConnell les robó una curul cuando se negó a confirmar al juez Merrick Garland luego de la muerte de Scalia en 2016. En aquel momento McConnell argumentó que ningún presidente debía poner a un juez en la corte en un año electoral, regla que él mismo inventó y que en esta ocasión va a ignorar. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.