Refinerías
La pandemia podría aumentar fuerte los costos en la obra de Dos Bocas
La devaluación del peso retará el presupuesto de la obra. Preocupa en el sector que no exista información sobre compra de equipo y diseño.

A pesar del riesgo sanitario por Covid-19, las obras en Dos Bocas no cesaron un momento: el objetivo de inaugurarla en 2022 centraliza la agenda de Rocío Nahle. Sin embargo, no hay pistas desde la 4T sobre el impacto financiero que esta pandemia podría significar en la nueva refinería. Los analistas se adelantan y ya hablan de posibles sobrecostos. 

Hace un año, el mercado ya avisaba que el riesgo de que la obra se retrasara podría provocar sobreprecios. Actualmente el temor de que se incumpla en tiempos es menor, pero le pega otra realidad: la depreciación del peso sí podría volverse un dolor de cabeza para esta obra estimada en $160,000 millones.Y es que la divisa mexicana ya perdió más del 20% de su valor frente al dólar, en contraste con el año anterior.

Marko: "Graves inconsistencias en obras faraónicas de la 4T: Dos Bocas, Tren Maya y Santa Lucía"

Un tema clave es la compra de equipos. En enero de este año, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, afirmó que ya se había hecho una compra anticipada de 78 "equipos críticos" para la refinería y patios industriales, traídos de países como Singapur, Turquía, la India y Estados Unidos.

La pronta adquisición y liquidación de estos equipos es esencial. En términos operativos, porque toma más de un año su construcción. Por otro lado, el saber el tipo de unidades adquiridas también es clave en torno a la calidad que tendrá la refinería.

Pero también interesa en términos financieros. "Los equipos lo compramos en dólares. Cuando inició el proyecto el tipo de cambio estaba en 18.50 pesos por dólar ya está en más de 22. Quiere decir, si no compraste los equipos antes de la pandemia, a inicios de año ya tenías un incremento de 10 y ahora de hasta más de 20% en el tipo de cambio", alertó en diálogo con LPO el consultor del sector, Ramsés Pech.

Visita a Dos Bocas

Sin embargo, desde la dependencia no ha habido informes públicos en torno a las compañías a las que compraron estos equipos, el proceso de adjudicación ni costos. Al cierre de esta nota, el equipo de Nahle tampoco ofreció más detalles a esta redacción.

Para el consultor y director de la firma Caravia y Asociados, los datos financieros de Petróleos Mexicanos mostrarían que aún no se han hecho estos pagos, pues ya estaban etiquetados los recursos que serían destinados para Pemex Transformación TRI, filial de la petrolera mexicana que canalizó los recursos para esta obra, antes de la creación de la nueva empresa de Pemex, PTI Infraestructura de Desarrollo, que es la encargada del proyecto.

"En el presupuesto del año pasado se dejaron de ejercer como 45 mil millones de pesos. Eso quiere decir que no se han pagado los equipos del año pasado de lo que se tenían que contratar para las plantas. En el balance se le aumentó presupuesto al TRI y se le quito a Exploración y Producción, pero tampoco se ha ejercido", dijo.

El analista independiente, Arturo Carranza, coincidió: "Esta crisis va a incrementar los costos del proyecto. En muchos temas se van a incrementar. La tecnología, las plantas que se hayan cotizado en dólares van a incrementar los costos del proyecto de manera considerable".

El virus ha tenido fuertes repercusiones en la economía mexicana. Para el Gobierno, ha significado duras presiones en términos de ingresos, alineado con una contracción de casi 19% de PIB en el segundo trimestre del año. A pesar de los optimistas discursos de la 4T, el consenso del mercado prevé que la caída para todo el año rondará el 10%. Ese escenario va a significar un duro reto para la configuración del presupuesto de 2021 y los recursos que estarán disponibles para este proyecto, así como otros de igual calado para López Obrador.

Para los especialistas, caben pocas dudas de que se terminará en tiempo -los tres años establecidos-: "La agenda de la secretaria está completamente volcada a este proyecto, hay una clara intencionalidad por terminarla en tiempo", dicen.

Sin embargo, insisten en que hay muchos retos de por medio que no necesariamente garantizarán que sea un proyecto de calidad, lo cual hoy en día es difícil de evaluar ante la opacidad en la información que divulga la Sener, que se limita a un reporte cada mañana de lunes, en la conferencia de López Obrador, pero con nulos datos financieros y de ingeniería.

Sondeo de Citibamex estima contracción de 9.9% en la economía mexicana

Para Carranza también es fundamental saber cómo será la integración de los seis paquetes en que se dividió el proyecto. "El gobierno nos está informando del avance de los paquetes, pero no tenemos el detalle de la ingeniería. Los problemas pueden venir a la hora de conectarlos todos. Para que pueda funcionar bien la refinería, deben embonar sin fallas todas las plantas. Con una que falle, se frena todo el proyecto. Esta labor se complica en un periodo de tiempo tan corto", alertó.

Aunado a eso, señala: "Que se quiera concluir en tres años la refinería, habla también de que los parámetros de seguridad -industriales, sociales y medioambientales" van a estar estresados. Y debería estarse explicando cómo en tiempos tan cortos están resolviendo estos temas", agregó.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.