Judicial
El triunfo silencioso de Trump: Ya designó más jueces federales que los últimos 3 presidentes
Ha fracasado en legislar, pero está llenando las cortes de jueces conservadores con nombramientos de por vida.

Durante la era de Barack Obama el conservadurismo en Estados Unidos -como respuesta quizás al triunfo de un hombre negro en la elección presidencial-vivió un renacimiento que no se veía desde que el movimiento por los derechos civiles movilizó a los republicanos sureños contra las reformas progresistas en los años 60. Una de las consecuencias fue que los republicanos en el Congreso se dispusieron a bloquear a un paso sin precedentes las nominaciones del presidente a posiciones en el poder judicial, que en muchos casos son nombramientos de por vida. 

Para ponerlo en contexto, en 2013 el entonces líder del Senado, el demócrata Harry Reid, reveló que en toda la historia 168 nominados a jueces federales fueron bloqueados por el Congreso. Ochenta y dos de ellos fueron propuestas de Barack Obama, y 86 bajo los otros 43 presidentes de la nación. Es decir, el 48% de todos bloqueos a nominaciones de jueces federales ocurrieron en un lapso de 5 años y bajo el mismo presidente.

Desesperados, los demócratas aplicaron lo que se conoce como la opción nuclear. Se trata de un protocolo en el Congreso que permite al partido que esté en control del Senado a votar por un cambio en las reglas y de plano eliminar el filibuster para el tema a debate. En este caso la movida de Reid en 2013 tuvo como resultado que el Senado necesite sólo una mayoría simple (51 votos) para aprobar a un nuevo juez federal, estrategia que resolvería la incapacidad de Obama de hacer nombramiento en el Poder Judicial, como es el derecho de todo presidente. El problema, por supuesto, es que en 2016 Donald J. Trump ganó la presidencia.

Trump ha logrado confirmar al juez de la Suprema Corte Neil Gorsuch, 8 jueces para las cortes de apelaciones, 5 para las cortes de distrito, y tiene esperando confirmación a un total de 54 jueces federales

Una de las áreas en que las que la administración Trump y su Congreso han logrado ponerse de acuerdo es en estos nombramientos. En los diez meses que van de presidencia Trump ha logrado confirmar al juez de la Suprema Corte Neil Gorsuch, 8 jueces para las cortes de apelaciones, 5 para las cortes de distrito, y tiene esperando confirmación a un total de 54 jueces federales de distintos niveles que, si las cosas siguen como van, pasarán sin mayor problema a las cortes.

Se trata de números astronómicos resultado del bloqueo que los republicanos le pusieron a Obama durante su administración. En este momento Trump tiene 138 espacios para nombrar nuevos jueces; cuando Obama llegó a la presidencia existían 54 vacantes.

En lo que va de su administración Trump ha logrado más confirmaciones judiciales que Clinton, W. Bush y Obama en el mismo periodo.

Los republicanos están llenando las cortes de jóvenes conservadores con poca experiencia. Como ejemplo basta ver el caso de Brett Talley, nominado a la Corte de Distrito de Alabama, posición que ocuparía por el resto de su vida. Talley tiene apenas 36 años, escribe novelas de horror en su tiempo libre, practica derecho desde hace apenas 3 años y jamás ha litigado un caso en la corte. En ninguna corte. Es decir, nunca ha estado frente a un juez de distrito ni ha tenido que defender a nadie frente a una corte de cualquier nivel. Y el problema no es sólo su inexperiencia, además tiene un largo historial abiertamente partidista. Un vistazo a su cuenta de Twitter revela que hace apenas unos meses dijo que "Hillary Rotten Clinton" (rotten significa podrido; el apellido de la excandidata es Rodham) es lo mejor del "trumpismo".

Con tan sólo 36 años Brett Talley está a punto de ser confirmado como juez federal de por vida

En enero de 2013, después de que un hombre matara a sangre fría a 27 personas en Newtown, Connecticut, el futuro juez federal tuiteó "Llamado a las armas: es hora de unirse a la Asociación Nacional del Rifle".

La American Bar Association, la barra nacional de abogados de Estados Unidos, lo clasificó como "no calificado" para la posición de juez federal. Esto no persuadió al Comité Judicial del Senado, quienes ya aprobaron la nominación y sólo falta que el resto de los republicanos en el Congreso la ratifiquen.

El mes pasado Trump se refirió a las confirmaciones judiciales como la historia de éxito de su presidencia que nadie quiere contar

Talley, graduado de Harvard, empezó su carrera como asistente legal en una corte de distrito en Alabama donde estuvo dos años, luego pasó otros dos como asistente en la Corte de Apelaciones del Onceavo Distrito. Después trabajó tres años escribiendo discursos para el excandidato presidencial republicano Mitt Romney y luego para el senador Rob Portman. En 2015 fue nombrado vice abogado general del estado de Alabama, y en enero de este año llegó a la posición de litigante general asistente en el Departamento de Justicia.

El mes pasado Trump se refirió a las confirmaciones judiciales la historia de éxito de su presidencia que nadie quiere contar.

"Nadie quiere hablar de ello, pero cuando lo piensas, Mitch [McConnell] y yo lo estábamos comentando, esto tiene consecuencias para los próximos 40 años, dependiendo de la edad del juez, pero hasta 40 años". 

Trump tiene toda la razón. Los republicanos, con su ayuda, están "empacando" las cortes con jóvenes jueces, conservadores y partidistas, que podrían estar en el cargo no 40 años, quizás hasta 50 o más.

"Muchos numerosos [jueces] han sido aprobados [sic.]. Muchos, muchos más están en proceso. El nivel de calidad es extraordinario", dijo el mandatario a los medios.

En el caso de Talley, y ante las críticas por parte de los medios y especialistas, el senador republicano Charles Grassley, presidente del Comité Judicial, defendió su decisión argumentando que la experiencia no es el único factor por tomarse en cuenta en estos casos.

"El señor Talley tiene extensa experiencia legal que ha ayudado a exponerlo a diferentes aspectos de la ley federal y los asuntos que llegarán ante él", dijo el senador en un comunicado.

¿Cómo puedes clamar estar preparado para un nombramiento de por vida supervisando juicios federales todos los días cuando tú jamás has litigado un solo caso?", reclamó el senador demócrata Richard Durbin

Por su parte la senadora demócrata Dianne Feinstein, también miembro del Comité Judicial, cuestionó las credenciales de Talley: "Sus cualificaciones y preparación para convertirse en un juez federal de por vida me preocupan", dijo la senadora al nominado.

"¿Cómo puedes clamar estar preparado para un nombramiento de por vida supervisando juicios federales todos los días cuando tú jamás has litigado un solo caso?", reclamó el senador demócrata Richard Durbin. "¿Crees que es recomendable poner a personas con literalmente cero experiencia litigando en la banca de una judicatura federal?".

El abogado fue recomendado para la posición por los dos senadores del ultraconservador estado de Alabama, Richard Shelby y Luther Strange, quien ocupa de manera interina la curul que dejó desocupada Jeff Sessions.

"Los jueces federales llegan a la banca con una variedad de experiencias, todos tienen algo que aprender y algo que contribuir" argumentó el joven nominado. "Yo he trabajo en las tres ramas del Gobierno Federal, en el gobierno estatal, y en la práctica privada".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.